DERECHO LABORAL

Conde-pumpido & del val aBOGADOS

Derecho Laboral

El derecho laboral es la rama del derecho que regula las relaciones en el ámbito laboral, abarcando todas las reglas jurídicas que garantizan el cumplimiento de las obligaciones de las partes que intervienen en una relación de trabajo. En concreto, el derecho laboral o derecho del trabajo contempla las normas a aplicar en la relación de los trabajadores con sus empleadores, y a todo lo que tiene que ver con la misma: modalidades de contratación, horarios, salarios, permisos, indemnizaciones, entre otros aspectos.  

Desde Conde-Pumpido & Del Val ofrecemos asistencia letrada, asesoramiento y representación en lo relacionado con defensa jurídica laboral de empresas y trabajadores 

Conde-pumpido & del val aBOGADOS

Derecho Laboral

El derecho laboral es la rama del derecho que regula las relaciones en el ámbito laboral, abarcando todas las reglas jurídicas que garantizan el cumplimiento de las obligaciones de las partes que intervienen en una relación de trabajo. En concreto, el derecho laboral o derecho del trabajo contempla las normas a aplicar en la relación de los trabajadores con sus empleadores, y a todo lo que tiene que ver con la misma: modalidades de contratación, horarios, salarios, permisos, indemnizaciones, entre otros aspectos.  

Desde Conde-Pumpido & Del Val ofrecemos asistencia letrada, asesoramiento y representación en lo relacionado con defensa jurídica laboral de empresas y trabajadores 

Servicios

DERECHO LABORAL

El contrato de trabajo recoge las condiciones laborales básicas de la relación laboral establecida, debiendo indicar la duración del contrato, si se va a realizar o no un periodo de prueba, el salario a percibir, la jornada que se va a realizar, número de días de vacaciones, así como el convenio colectivo aplicable.
Por ello, lo primero que se debe hacer, es revisarlo detalladamente para evitar problemas en el futuro.

El despido es la decisión unilateral por parte de la empresa de dar por terminada la relación laboral con el trabajador.
Según el Estatuto de los Trabajadores, existen dos tipos de despidos: despido objetivo y disciplinario, que a su vez pueden calificarse como despido procedente, improcedente o nulo. Cada tipo de despido tiene sus consecuencias en cuanto a la indemnización, la vía y forma de reclamación y el derecho a recibir la prestación por desempleo.
Con independencia del tipo de despido, es importante saber que los trabajadores disponen de un plazo de 20 días hábiles para impugnar su despido si no lo consideran justo desde la notificación del mismo.

En ocasiones la empresa no abona correctamente el salario al trabajador, no se aplica correctamente el Convenio Colectivo, los complemente no se abonan correctamente, o directamente quedan pendientes nóminas sin abonar.
El plazo para reclamar los salarios impagados es de 1 año, plazo que comenzará a computarse desde el momento en el que se debió de abonar el salario y no se hizo.

A través del contrato se establecen las condiciones laborales, no obstante, éstas pueden ser modificadas a lo largo de la relación laboral bien por solicitud del trabajador o bien por imposición por el empresario.
Las modificaciones impuestas unilateralmente por el empresario siempre deberán respetar los derechos mínimos establecidos en el Convenio Colectivo aplicable al contrato y estar justificadas en una causa objetiva motivada por razones económicas, organizativas, técnicas o de producción.
Las materias que se pueden ver afectadas a modificaciones, aunque los tribunales ya han indicado que no es una lista cerrada, son:
• Jornada de trabajo.
• Horario y distribución del tiempo de trabajo.
• Régimen de trabajo a turnos.
• Sistema de remuneración y cuantía salarial.
• Sistema de trabajo y rendimiento.
• Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional.
• La movilidad funcional, aunque ésta tiene una regulación especial según lo establecido en el artículo 39 del Estatuto de los Trabajadores.
Una vez notificada por la empresa al trabajador la modificación acordada, el trabajador podrá: aceptar la medida, en caso de entender que es perjudicial, tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de 20 días de salario por un año de servicio con un máximo de nueve meses, o podrá impugnar la medida en el plazo de 20 días hábiles ante los tribunales.

El acoso laboral, también conocido como “mobbing”, es el conjunto de acciones verbales o psicológicas puestas en práctica sistemática y persistentemente para humillar, ofender o amedrentar a una persona en el entorno laboral.
Ante una situación de acoso laboral el trabajador deberla consultar si existe en la empresa protocolo de actuación frente a casos de violencia o acoso laboral, informar al representante de su sector laboral y avisar al Comité de Seguridad y Salud de la empresa, denunciar los hechos en la Inspección de Trabajado y ante los tribunales competentes iniciando procedimientos penales o civiles, o contencioso administrativo si se tratara de un funcionario público.

Cuando un trabajador no está en condiciones aptas para las funciones correspondientes a su puesto de trabajo se encontrará ante una situación de incapacidad laboral.
Existen diferentes tipos de incapacidad laboral:
• Temporal o transitoria, supuestos en los que el trabajador se encuentre imposibilitado de manera puntual ya sea a causa de un accidente laboral o no laboral o por una enfermedad que puede ser igualmente laboral o común.

• Permanente. Estamos ante este tipo de incapacidad cuando el trabajador, tras someterse a un tratamiento médico o intervención quirúrgica, presenta incapacidades anatómicas o funcionales graves que disminuyen o anulan, de forma permanente, su capacidad laboral.

Existen diferentes grados de incapacidad permanente, siendo estos:

  • Incapacidad parcial.
  • Incapacidad permanente total.
  • Incapacidad permanente absoluta.
  • Gran invalidez.

Estamos ante un accidente de trabajo cuando sufrimos una lesión corporal con ocasión o por consecuencia del trabajo durante el tiempo y en el lugar de trabajo. Dicho concepto de accidente laboral se extiende a los accidentes “in itinere”, lesión que se produce con ocasión del desplazamiento del trabajador por motivo de su trabajo, bien sea para acudir al centro de trabajo
o tras finalizar su jornada laboral, en camino inverso, para regresar a la residencia habitual.

Si sufrimos un accidente laboral, contamos un plazo de 1 año para denunciar el accidente y solicitar la indemnización correspondiente, plazo que comenzará a computarse desde que se pudo reclamar dicha indemnización.

Cuéntenos SU caso

Consúltenos sin compromiso todas sus dudas. Estamos para asesorarle en todo lo que necesite. Llámenos para concertar su cita

Despacho de Abogados

CONTACTO

Ubicación

Avenida de Romero Donallo, 9 Entreplanta, 15706, Santiago de Compostela

Horario

10:00 AM – 20.00 PM
Lunes – Viernes

Contacto